Los trucos y 'apps' para Android


Configurar el teclado para escribir o corregir más rápido, instalar una 'app' que crea ventanas flotantes… Hay atajos y 'software' que mejoran las utilidades de tu dispositivo

Trucos para ahorrar tiempo en Android

Hay trucos para ser más eficiente en Android y que no se conocen mucho. Por ejemplo, a la hora de eliminar aplicaciones molestas o que ya no usamos. Ya no es necesario ir al menú de ‘Ajustes’ y de ahí a la sección de ‘Aplicaciones’ para hacerlo. En las últimas versiones, basta con tan solo pulsar el icono en el escritorio y arrastrarlo hasta la parte superior. Con menos clics ya hemos limpiado la pantalla inicial y, de paso, la memoria interna.
El teclado también se puede configurar para que perdamos menos tiempo con el tipeo o con el cursor. Estos trucos se aplican al Gboard de Google, el teclado que viene por defecto en estos dispositivos. En primer lugar, ‘formatearemos’ el teclado para que podamos usarlo con una sola mano. Si te das cuenta, en teléfonos muy grandes cuesta llegar con una de las manos a caracteres de los laterales: la Q, la P, la L… Para reducir el tamaño del teclado, nos meteremos en cualquier ‘app’ que necesite de este. Dejaremos pulsada la coma, y nos aparecerá una especie de mano sobre una tableta o el móvil; arrastraremos el dedo hacia aquí y soltaremos. Inmediatamente, los caracteres se harán más pequeños.
Si queremos recuperar el tamaño, solo tenemos que pinchar las flechas que entonces nos aparecerán en el lateral superior. Si lo que quieres es que los caracteres queden más cerca de tu otra mano, solo tienes que pinchar el símbolo central.

Ya tienes el teclado más pequeño. Ahora, al escribir un mensaje en WhatsApp de varias líneas, te das cuenta antes de enviarlo de que te equivocaste en las primeras palabras. No vas a borrar todo el mensaje para comenzar de nuevo, y el cursor, cuando pones el dedo en ese error para borrarlo, se coloca en realidad en otro lugar. Peor aún sería si el texto lo estuvieras escribiendo en un Documento de Google, por ejemplo, y llevas varios párrafos. Pues hay una forma, también de ahorrar tiempo, con la que el cursor funcionará mejor.
Pon el cursor delante de cualquier carácter (aunque claro, cuanto más cerca esté del fallo, mejor) y presiona la barra espaciadora durante un par de segundos. Tras soltarla, arrastra el dedo a izquierda o derecha hasta encontrarte junto al error. Ya puedes borrar y reescribir.
A la hora de usar el navegador Chrome, quizá no sepas que las diferentes webs que se abren se organizan en pestañas como las del navegador de escritorio. Para ir a las anteriores, no vuelvas a teclear la dirección: pincha en el número que aparece arriba a la derecha para que se te desplieguen todas y puedas elegir o cerrar por completo

Comentarios